jueves, 17 de diciembre de 2009

Felices Fiestas

Los niños que han concurrido durante el transcurso de este año, nos gratificaron y nos llenaron de alegría con sus dibujos y sus ganas de estar en la biblioteca. Tenemos el orgullo de decir que nuestra Institución cuenta con socios muy jóvenes, el más pequeño, Matías,(5 años) que luego de su visita a la biblio, con su Jardín de Infantes, quedó tan entusiasmado, que la mamá, tuvo que hacerlo socio. Sigue Luli, que hoy tiene siete años y es socia desde los cinco. Luis, con su hermano Yoni, que casi a diario se pasan la tarde en la biblio, dibujando y leyendo cuentos. Adolescentes como Fabrizio que nos colabora con el arreglo de libros y es un ávido lector de todo tipo de historias, Leandro que vino por un libro de estudio y decidió quedarse, Elio que retomó la lectura, luego de estar varios años sin leer, según  nos lo comentara; ahora está más que fascinado.












No hace falta decir que estamos muy felices y complacidos.





Muy felices fiestas
y
un deseo enorme
que el 2010 nos encuentre trabajando, imaginando 
 y creciendo juntos.







Importante:
Horarios de verano de la biblioteca
 24 de diciembre cierra, y reabre en Enero
martes y jueves de 9 a 12 hs.,
Febrero retomamos el horario habitual.

viernes, 11 de diciembre de 2009

Juan Carlos García








Lo que podrán leer a continuación, es un fragmento del libro
Afectos Profundos “El atroz final del armonizador de tormentas”
1er Premio 3er Certamen Internacional de Novela Corta, Mis Escritos,
de Juan Carlos García,
 hijo de nuestra ciudad y socio de la biblioteca.


Agradecemos la gentileza de acercarnos este libro y dos publicaciones más,
la novela corta “Operación Bolívar” (modelo para armar)
y
“Encantado de Conocerlo” Cuentos breves.





Primera parte






Arrieta, en el excelso punto de su inspiración llevaba el arco atrás e iniciaba el ataque de la partitura para el contundente final, cuando su mujer lo llamó a comer.
Dejó el violín, acomodó el arco sobre un sillón malhumorado, fue a la cocina. Sentadas a la mesa estaban su esposa y Tam-tam, su hija de diecisiete meses. En el centro, sobre un individual de plástico transparente, había una fuente de ravioles con salsa boloñesa.
[…]
-¿Se puede saber qué te pasa? –le dijo Amalia, su mujer. Amalia podría haber preguntado simplemente que le pasaba, pero el agregado de se puede saber, llevaba una connotación diferente, quería significa que la cosa no era de ahora, que ya venía de antes, que el comportamiento de Arrieta fastidiado n o era del momento. En realidad, la pregunta hubiera debido formularse así: ¿Se puede saber qué te pasa ahora?
Sin levantar la vista del queso rallado que distribuía de forma uniforme con una cuchara sobre la salsa, Arrieta murmuró:
-Fuera de tiempo.
-¿Otra vez…?
-Otra vez.
-Mirá Lorenzo. Tu vida armónica nos complica la existencia. Yo también podría decirte que los ravioles tienen un punto de cocción y no deben estar ni crudos ni desechos, y eso también requiere del momento justo de la presencia de los comensales en la mesa.
[…]
-Dijiste ¡acomer!
-¿Y qué?
-Si hubieses dicho a… co-mme-rr, la erre prolongada antes del fin, podría haber encajado entre el sol y el la entrando después del tercer movimiento. De esa manera sonó mal.
[…]
Ese gesto de persona desprotegida fue la razón de que ella estuviera a su lado y cuando afloraba aún lograba enternecerla, aunque la referencia a los ladridos desentonados del perro de la vecina la alarmó.
-A lo mejor es sordo –dijo ella con cautela agregando a su vez el queso rallado.
-Quizás –aceptó Arrieta probando el primer raviol-; ya lo averiguaré.
-La vecina se enojó la vez que intentaste afinarle el canario.
-¡El canario se murió! –se disculpó Arrieta con fastidio levantado los ojos del plato para mirarla entre sus pobladas cejas.
-¡Se murió cuando le cerraste el pico con la cinta de pegar y le tapaste los agujeros de la nariz! –Amalia se esforzaba pero a veces la ira la sobrepasaba, la ponía fuera de sí que su marido no se diera cuenta de detalles que para cualquier persona resultarían nimios.
[…]




Si les ha gustado, y ha despertado en uds. la curiosidad, por este personaje tan particular, como me pasó cuando comencé a leerlo, acérquense y dense gusto.






viernes, 4 de diciembre de 2009

Kato Molinari

Soy de las que creen que la vida es como el mar. Sus olas nos pueden traer preciados tesoros o no. Dejárnoslo a la orilla de nuestra propia vida, para que los tomemos, disfrutemos o aprendamos. 

Esta vez, gracias al Dr. Juan Carlos García, socio de esta Institución, llegó a modo de donación “Decires”, revista de letras, artes, cultura, realizada en Cosquín.
Es a través de la misma que descubro a Kato Molinari. Escritora nacida en Alta Gracia, e hija del ex intendente de nuestra ciudad, el Señor Julio Molinari (1936-1940).  
Tiene en su haber, varios libros de poemas publicados, entre ellos “Una hormiga / Un halcón”, que tan gentilmente, nos donó después de contactarla.
Es de ese mismo libro que les traigo estas poesías, espero la disfruten.



Daguerrotipo



Impresión pero tendencias, la búsqueda del tesoro en una

ciudad que a gatas llegaba a los treinta mil habitantes.¡Cuánta

felicidad! De nada nadie tenía conciencia, yo menos, y qué

curioso, ningún adulto amonestaba a la mostacilla con un

engendro que Schopenahuer birló a Rousseau: “¡Sal de la

infancia, amigo y despierta!”



Pero estábamos en la búsqueda del tesoro o cacería del zorro, oh,

memoria, me fallás justo en estos días de frío calor frío en

compresas meteorológicas. Y con aguaceros subtropiclaes que me

han transformado en leona en celo y han anegado mi guarida.

Leona, zorro, no le hace, todos animalitos de Dios. Sepa, lector

que soy serrana y que allá los paisanos al puma lo invocan león,

con reverencia.



Eran los del Colegio Nacional, por supuesto, los organizadores de

la búsqueda. Me tocó ir en el asiento trasero y descapotado de una

voiturette del tiempo de mi abuela, propiedad de Juancito o

Pedrito, uno del bajo, alguno de esos con los que habitualmente

no me dejaban juntar.



Recorrimos como enajenados el asfalto caliente, la tierra que en

Algún paraje lucía cárdena, en algún vado el motor se volvió

Acróbata y llegamos vigesimoprimeros.



Ah, cuánto nos divertía ver el mundo desde autos ajenos aunque

Estuviéramos bañados en transpiración y con las mechas al viento.



¡No salgás de la infancia, amiga, seguí durmiendo!






El Arte de la Magia



                                                                    En Santiago había un deán que tenía codicia de

                                                                   Aprender el arte de la magia. Oyó decir que don

                                                                   Illán de Toledo la sabía más que ninguno, y fue a

                                                                   Toledo a buscarlo.

                                                                                                                      Jorge Luis Borges

                                                                                                                   (El brujo postergado)




El arte de la magia. De la magia que da permiso precario para

escribir cartas de amor. Aun pollo mojado. A un campesino.

A un hombre que no tiene nada que ver conmigo todo que ver

conmigo todo que hacer. Un hombre que me descubre, que

empieza a mirarme. Un hombre que me olfatea. Un hombre que

sufre su pesa de bronce en cada bolsillo. Un hombre que cuando se

desvive por mi cuerpo sabe cómo sacudirse las pesas (en el suelo,

lejos, asemejan a gelatina prescindente). Un hombre.





Kato Molinari
Una Hormiga / Un Halcón
  Poemas
Ediciones Ultimo Reino

***
Obra: Palmalama
Artista: Vastasimon

viernes, 27 de noviembre de 2009

no me maltrates



Esta semana se está llevando a cabo en la provincia, una jornada de reflexión sobre la violencia de género y la violencia familiar, con actos y suelta de globos con mensajes alusivos, realizados por mujeres, niños y adolescentes que se atienden en la dirección de Violencia Familiar.



Para más información ir a
http://www.lavoz.com.ar/09/11/24/secciones/sociedad/nota.asp?nota_id=570370











Números útiles


0800-888-9898, para denuncias y consultas sobre violencia familiar


102, para denuncias de maltrato, abuso y abandono de niños


0800-555 MUJER (68537) consultas, por delitos contra la integridad sexual


0-800-JUDICIAL (58342) para denuncias


(datos tomados de La Voz del Interior, 24 de noviembre de 2009)










Desde nuestro pequeño lugar, queremos poner nuestro granito de arena, sumándonos a esta jornada, en la voz y el sentimiento de mujeres argentinas y latinoamericanas.










Violeta Parra


Cueca


El humano está formado


de un espíritu y un cuerpo,


de un corazón que palpita


al son de los sentimientos.


No entiendo los amores


del alma sola,


cuando el cuerpo es un río


de bellas olas.


De bellas olas, sí,


que le dan vida;


si falta un elemento,


negra es la herida.


¡Comprende que te quiero


de cuerpo entero!










Alfonsina Storni


Pudiera ser






Pudiera ser que todo lo que en verso he sentido


no fuera más que aquello que nunca pudo ser,


no fuera más que algo vedado y reprimido


de familia en familia, de mujer en mujer.


Dicen que en los solares de mi gente, medido


estaba todo aquello que se debía hacer...


Dicen que silenciosas las mujeres han sido


de mi casa materna... Ah, bien pudiera ser...


A veces en mi madre apuntaron antojos


de liberarse, pero, se le subió a los ojos


una honda amargura, y en la sombra lloró.


Y todo esto mordiente, vencido, mutilado,


todo esto que se hallaba en su alma encerrado,


pienso que sin quererlo lo he libertado yo.














Frida Kahlo




Destinado a sus amigos Lina y Arcady Boitler, El venado herido les fue entregado con estos versos
 




Ahí les dejo mi retrato,


pa’que me tengan presente,


todos los días y las noches


que de ustedes me ausente…










La tristeza se retrata


en todita mi pintura


pero así es mi condición,


ya no tengo compostura.






Sin embargo la alegría


la llevo en mi corazón,


sabiendo que Arcady y Lina


me quieren tal como soy.






Acepten este cuadrito


pintado con mi ternura,


a cambio de su cariño


y de su inmensa dulzura.














Lola Mora



Las Nereidas


Fue la primera obra de arte realizada por una mujer que se inauguró en Buenos Aires. La audacia de sus desnudos descubrió pacaterías, generó debates, provocó escándalos, pero también admiración. Su tema mitológico fue un toque diferente dentro de la estatuaria porteña de comienzos de siglo, tan afecta a los monumentos ecuestres y a las estatuas y bustos de próceres. Su destino –ligado al de toda la Costanera Sur– transcurrió por etapas de gloria, pero también de olvido y abandono. Con los años sufrió tantas roturas como restauraciones. Muchos proyectos intentaron mudarla a sitios de la ciudad de mayor lucimiento, pero su frágil estructura desaconseja nuevos traslados, que pondrían en peligro su integridad. Alguna vez se la protegió del vandalismo con rejas, y hoy luce presa en una curiosa cárcel de cristales. Es un paradigma de la libertad de la expresión artística, un ejemplo de la lucha de Lola Mora por imponer su vocación frente a los rígidos mandatos sociales de su tiempo, y un símbolo de la belleza femenina en medio de una ciudad machista que gira alrededor del obelisco. Y es el único monumento de Buenos Aires cuyo nombre original ha sido opacado por el de su autor, porque poco importa que oficialmente se llame Las Nereidas; todos la conocemos como la desfachatada, bella y sensual “Fuente de Lola Mora”.


*El profesor Pablo Mariano Solá es sobrino bisnieto y biógrafo de Lola Mora.













Alejandra Pizarnik






Hijas del viento






Han venido.


Invaden la sangre.


Huelen a plumas,


a carencia,


a llanto.


Pero tú alimentas al miedo


y a la soledad


como a dos animales pequeños


perdidos en el desierto.






Han venido


a incendiar la edad del sueño.


Un adiós es tu vida.


Pero tú te abrazas


como la serpiente loca de movimiento


que sólo se halla a sí misma


porque no hay nadie.






Tú lloras debajo de tu llanto,


tú abres el cofre de tus deseos


y eres más rica que la noche.






Pero hace tanta soledad


que las palabras se suicidan.




**  si te interesa leer sobre ellas, podés encontrarlas en nuestra biblio





viernes, 13 de noviembre de 2009

volver a la infancia de la mano de José Saramago...


De cómo el personaje fue maestro


y el autor su aprendiz*

José Saramago


El hombre más sabio que he conocido en toda mi vida no sabía leer ni escribir. A las cuatro de la madrugada, cuando la promesa de un nuevo día aún venía por tierras de Francia, se levantaba del catre y salía al campo, llevando a pastar la media docena de cerdas de cuya fertilidad se alimentaban él y la mujer. Vivían de esta escasez mis abuelos maternos, de la pequeña cría de cerdos que después del destete eran vendidos a los vecinos de la aldea, Azinhaga de nombre, en la provincia del Ribatejo. Se llamaban Jerónimo Melrinho y Josefa Caixinha esos abuelos, y eran analfabetos uno y otro. En el invierno, cuando el frío de la noche apretaba hasta el punto de que el agua de los cántaros se helaba dentro de la casa, sacaban de las pocilgas a los lechones más débiles y se los llevaban a su cama. Debajo de las mantas ásperas, el calor de los humanos libraba a los animalillos de una muerte cierta. Aunque fuera gente de buen carácter, no procedían así por delicadeza de alma compasiva: lo que les preocupaba, sin sentimentalismos ni retóricas, era proteger su pan de cada día, con la naturalidad de quien para mantener la vida, no aprendió a pensar más de lo indispensable.
[…]
Mi abuela, en pie desde antes que mi abuelo, me ponía delante un tazón de café con trozos de pan y me preguntaba si había dormido bien. Si le contaba algún mal sueño nacido de las historias del abuelo, ella siempre me tranquilizaba: “No hagas caso, en los sueños no hay firmeza”. Pensaba entonces que mi abuela, aunque también fuese una mujer muy sabia, no alcanzaba las alturas de mi abuelo, ese que, tumbado debajo de la higuera, con el nieto José al lado, era capaz de poner el universo en movimiento apenas con dos palabras.
Muchos años después, cuando mi abuelo ya se había ido de este mundo y yo era un hombre hecho, llegué a comprender que mi abuela, también ella, creía en los sueños. Otra cosa no podía significar el que, estando sentada una noche, ante la puerta de su pobre casa, donde entonces vivía sola, mirando las estrellas mayores y menores de encima de su cabeza, hubiese dicho estas palabras: “El mundo es tan bonito y yo tengo tanta pena de morir”
[…]
Estaba sentada a la puerta de una casa, como no creo que haya habido alguna otra en el mundo, porque en ella vivió gente capaz de dormir con cerdos como si fuesen sus propios hijos, gente que tenía pena de irse de la vida sólo porque el mundo era bonito, gente, y ése fue mi abuelo Jerónimo, pastor y contador de historias que, al presentir que la muerte venía a buscarlo, se despidió de los árboles de su huerto uno por uno, abrazándolos y llorando porque sabía que no los volvería a ver.

*  fragmento del discurso de aceptación del Premio Nobel, 1998, que podrán leerlo completo en el libro que se detalla al pie.
 
 
 
Diccionario de Personajes Saramaguianos
Fundación Santillana
EDUCC - Editorial de la Universidad Católica de Córdoba
2008
 

viernes, 6 de noviembre de 2009

rescatando a Cesar Bruto



Perro de san bernaldO

Siempre que viene el tiempo fresco, o sea al medio del otonio, a mí me da la loca de pensar ideas de tipo eséntrico y esótico , como ser por egenplo que me gustaría venirme golondrina para agarrar y volar a los paíx adonde haiga calor, o de ser hormiga para meterme bien adentro de una cueva y comer los productos guardados en el verano o de ser una bívora como las del solójicO, que las tienen bien guardadas en una jaula de vidrio con la calefación para que no se queden duras de frío, que es lo que les pasa a los pobres seres humanos que no pueden comprarse ropa con lo cara questá, ni pueden calentarse por la falta del querosén, la falta del carbón, la falta de lenia, la falta de petrolio y tamién la falta de plata, porque cuando uno anda con biyuya ensima puede entrar a cualquier boliche y mandarse una buena grapa que hay que ver lo que calienta, aunque no conbiene abusar, porque del abuso entra el visio y del visio la dejeneradés tanto del cuerpo como de las taras moral de cada cual, y cuando se viene abajo por la pendiente fatal de la falta de buena condupta en todo sentido, ya nadie ni nadies lo salva de acabar en el más espantoso tacho de basura del desprastijio humano, y nunca le van a dar una mano para sacarlo de adentro del fango enmundo entre el cual se rebuelca, ni más ni meno que si fuera un cóndor que cuando joven supo correr y volar por la punta de las altas montanias, pero que al ser viejo cayó parabajo como bombardero en picada que le falia el motor moral. ¡Y ojalá que lo que estoy escribiendo le sirbalguno para que mire bien su comportamiento y que no searrepienta cuando es tarde y ya todo se haiga ido al corno por culpa suya!


***
Lo que me gustaría ser amí si no fuera lo que yo soy
Cesar Bruto
Editorial La cuerda floja-1947

Tenemos el libro en la biblioteca, si te gustó, podés pasar a leerlo o llevarlo si sos soci@
****

Carlos Warnes, más conocido por sus seudónimos César Bruto, Napoleón Verdadero, Uno Cualquiera o José Spadavecchia fue un notable escritor, humorista y periodista argentino.



Según cuenta el propio Warnes, la aparición inaugural de su personaje se debió a una sequía de ideas. Le habían encargado un editorial, no se le ocurría nada y entonces presentó un texto plagado de errores ortográficos y gramaticales atribuidos al hijo pequeño del redactor, que supuestamente se encontraba enfermo. La ocurrencia gustó mucho al director de la revista y el personaje, del que Warnes ya no se separaría, encontró un lugar permanente en la publicación. Desde el primer número, César Bruto fue ilustado por Oski.


***
Si te interesa leer más sobre Carlos Warnes, "Cesar Bruto" podés entrar al siguente link
http://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_Warnes_(C%C3%A9sar_Bruto)

Nacido en 1905, su primer oficio fue el de carpintero hasta que un pequeño accidente lo obligó a cambiar de rumbo. Fue Conrado Nalé Roxlo quien le dio su primera oportunidad en el periodismo, sumándolo al equipo de colaboradores permanentes del diario Crítica. Tras varios años de entrenamiento, el humor fue ganando espacio definitivo en su escritura. A partir de la década del 30 fue colaborador y director de algunas de las publicaciones màs leídas de la Argentina: Mundo Argentino, Aquí está, El Mundo, Patoruzú, Rico Tipo, Satiricón, Leoplán, Vea y Lea, Clarín. Ya en la década del 40 comienza a editarse la revista Cascabel y allí publica por primera vez el personaje que lo llevará a la fama. Se trata de César Bruto, redactor iletrado que le sirve al autor para ejercer con fuerte desparpajo distintos registros culturales desde una perspectiva analfabeta. Bajo su firma no ha dejado género sin parodiar: la historia, la crítica de cine, la autobiografía, el periodismo, la poesía gauchesca, la lírica del tango, la medicina e incluso las fábulas con aires a Esopo son algunos de los matices de su paleta, siempre punzante, siempre ejercida desde la periferia.

martes, 3 de noviembre de 2009

siguiendo con el proyecto "Socios lectores por más socios lectores"

les presento el afiche que vamos a distribuir por la ciudad y contamos con que uds. distribuyan entre sus contactos para seguir sumando gente.
Gracias por estar con nosotr@s



viernes, 23 de octubre de 2009

La biblioteca sigue promoviendo la lectura

ELLOS VIENEN...  NOSOTROS VAMOS...


ELLOS VIENEN…

El lunes pasado por la mañana nos visitaron los nenes de Sala de 5 Turno Tarde del Jardín de Infantes Gobernador Amadeo Sabattini. Compartieron con nosotros parte de la mañana, curioseando en nuestra biblioteca, enterándose cómo funciona, y de regalo, les narramos un cuento. Fue una muy agradable visita, hicieron muchas preguntas y comentarios. Varios de ellos prometieron volver con sus papás o hermanos. Les mostramos algunas fotos que tomamos en ese momento.






 
NOSOTROS VAMOS…


Hace ya más de una semana hemos recibido una notificación por parte de la CONABIP de que nuestro proyecto “Socios lectores por más socios lectores” ha sido beneficiado con el subsidio para el cual concursamos.
Inmediatamente, el grupo de socios lectores ya conformado, ha puesto manos a la obra y  formaron pequeños equipos de trabajo para cubrir escuelas, hospital, geriátricos; algunos ya detectados y otros que se irán sumando.
Las instituciones que hemos visitado nos han recibido con los brazos abiertos y eso nos llena de alegría, pensamos que hay mucho por hacer y tenemos mucho por dar!!!
El grupo de lectores también ha crecido y, seguramente, crecerá aún más. Por eso, si te interesa sumarte ponete en contacto con nosotros, ya sabés donde encontrarnos… te esperamos!!!



viernes, 16 de octubre de 2009

Juan Gelman




Epitafio

Un pájaro vivía en mí.
Una flor viajaba en mi sangre.
Mi corazón era un violín.


Quise o no quise. Pero a veces
me quisieron. También a mí
me alegraban: la primavera,
las manos juntas, lo feliz.


¡Digo que el hombre debe serlo!


(Aquí yace un pájaro.
                      Una flor.
                                Un violín.)

Juan Gelman

dice Raúl González Tuñón, en su prólogo al primer libro de de Juan Gelman, "Violín y otras cuestiones",
"Ahora el poeta publica su primer libro y después de leer los poemas que lo integran, yo saludo en su autor, no ya a una brillante promesa, sino a una vehemente realidad, a un poeta con acento personal -con "predio propio" -que ya es mucho pedir en un joven, cuando hay algunos consagrados que todavía arrebatan giros, metáforas, temas, a otros colegas, menos afortunados pero más honrados"
[...]
"Jamás la poesía se extingue", dijo John Deats, y dijo una gran verdad.
Marzo de 1956.-
*/**


¡Quien pudiera agarrarte por la cola
magiafantasmanieblapoesía! 
¡Acostarse contigo una vez sola
y después enterrar esta manía!
¡Quien pudiera agarrarte por la cola!  
          
   


    Juan Gelman     










de Violín y otras cuestiones
Juan Gelman
Edición Homenaje a Juan Gelman
Ed. Seix Barral. Serie Autor



Foto: Mark A. Thomas
Pájaro en vuelo, 1994                          

viernes, 9 de octubre de 2009

12 de octubre



... y son hombres y mujeres que soñaron, vivieron y viven en su tierra.

Tierra
Madre
canto
sol
manos
voces murmurando
el sueño
la noche
la luna
y el llanto quebrado
de un pueblo
Silencio,
la memoria
acude al amanecer
a grupa
del quetzalcóatl





Este pretende ser un humilde homenaje a esos hombres y mujeres que poblaron y pueblan nuestra América en las voces nahuatl, guaraní y en la voz particular de un poeta ecuatoriano.

***

Besa a la Madre Tierra
el Padre Sol...
¡y de su beso brota una flor!

Anónimo Nahuatl (versión de Horacio Quiñones)

***

Como en prisión de espejos,
dondequiera que me vuelva
miro al Dios de la Dualidad.
Pero, ¿dónde está la verdad?
¡Embriágate, oh, embriágate!

Anónimo Nahuatl (versión de Horacio Quiñones)

***

Un habitante de lejanas tierras
veo yo, Pájaro;
a un habitante de lejanas tierras
en verdad veo yo, Pájaro.

Anónimo Guaraní

***


Yo fundé una república de pájaros
sobre las armaduras de los conquistadores





Si entro por esta puerta veré un rostro


ya desaparecido, en un clima de pájaros.


Avanzará a mi encuentro


hablándome con sílabas de niebla,


en un país de tierra transparente


donde medita sin moverse el tiempo


y ocupan su lugar los seres y las cosas


en un orden eterno.


("Familia de la noche")


JORGE CARRERA ANDRADE (Quito, 1903-1978)

(si desean leer más de este poeta, pueden llegarse hasta aquí, http://amediavoz.com/carrera.htm)

***
Los textos fueron extraídos de
Memoria de América en la Poesía
Antología 1942-1992
Ediciones Unesco




viernes, 25 de septiembre de 2009

Escuelita Gregoria Matorras de San Martín




                                                                            



 Hola gente linda

Aqui estamos de nuevo, haciéndoles llegar un breve informe sobre la donación realizada en la Escuela de Chancaní.

Transcribo el mail que nos enviara Patricia Reimondi, sobre la actividad antes mencionada 



El viernes 18, fuimos con mi marido, a la escuelita Gregoria Matorras de San Martín, a 11km de Chancaní. La escuelita está a 60km de Taninga, pasando por los túneles y a 4 horas y un poquito más de la casa de Melina, la maestra de la escuela, que hace todos los días esos kilómetros, ya que vive en Salsacate, al lado de Taninga.
La escuela es pobre, sin agua potable, sin heladera, con algunos animales, con panel solar y ahora, gracias a una empresa de Santa Fe, con un generador eléctrico, pero con una necesidad muy grande de los 10 niños y sus familias. La escuela estuvo cerrada por 18 años, hasta que este año la abrió Melina.
Las aulas van desde Jardín hasta quinto grado. La mayoría (niños ya grandes) sólo saben escribir su nombre y no conocen ni su apellido, o la fecha de sus cumpleaños o preguntas elementales como cuántas horas tiene un día o los días de la semana.
La maestra nos cuenta que, cuando llegó, allá por el mes de marzo de este año, había niños que al verla huían y se escondían detrás de los corrales de animales, incluso le llevó casi diez días para que le hablen en clase. Empeora las cosas que algunos padres son analfabetos y se conforman con el bolsón.
Cuando llegamos los chicos no nos quisieron saludar, se fueron adentro de la escuela, después poco a poco se fueron acercando y no todos quisieron posar para la fotografía. Cuatro o cinco colaboraron con el cartel que preparamos para la escuela San Martín en agradecimiento por todo lo que colaboraron los alumnos de esa escuela.
Llevamos libros, material didáctico, juguetes, alimentos no perecederos, golosinas, ropa, calzado, una computadora, un colchón y una máquina de coser a pedal, imprescindible para hacer sus frazadas.
También otra necesidad era aprender a curtir cueros de cabritos, para venderlos en la zona; mi marido les llevó material y les enseñó como hacerlo.
Queremos agradecer, en este mensaje, especialmente a la Biblioteca Popular Sarmiento, por su colaboración con libros de cuentos y diccionarios.
Muchísimas Gracias a tod@s lo que hicieron posible esta entrega solidaria.
Patricia