viernes, 17 de abril de 2009

tesoros

Siembra de silencio
Un tesoro de nuestra biblioteca, que ha sido recuperado de los anaqueles, gracias a una socia que tuvo el tino de elegirlo al azar. Sucede que contamos con más de 35000 volúmenes y aún no se ha podido catalogar todo el material en existencia.
Es una verdadera alegría compartir extractos de esta novela, que con su prosa poética, logra trasladarnos a esos primeros tiempos, cuando Alta Gracia, nuestra querida ciudad, comenzaba su lento pero seguro crecimiento. Espero lo disfruten.

[…] El aire tibio de chuñas, teros y urracas estremece la tarde serrana. Entreteje en el corazón de don Gonzalo vivencias y sensaciones de otros tiempos. ¿Por qué esa terquedad de los recuerdos, que mantienen su espíritu alerta y expectante, como un cazador tras su presa? Transita sin compañía, un sendero que bordea por lo alto, las lomas del valle.

[…] La brisa tibia de la tarde no podía desprenderse del grito de los teros. Rasguñaba el bañado, acariciaba el valle y remontando el arroyo, se hacía añicos, gimiendo, en las piedras del cerco de pircas. El fulgor del lucero anunciaba ya una noche agobiada de estrellas.

[…] _ Escuche ‘On Toribio la voz ‘e la tierra. Suspendido en la atención de los tres, un aparente silencio, fue el preludio de un rumor que no concluía. “La tierra nuca muere, ‘On Toribio, oiga cómo canta, canta…” El sonido del agua entonaba su eterna voz entre las piedras y hierbas. “Agua Riente” llamaron los indios a dos o tres grandes cascadas que encontraron en el trayecto. Toribio descansa. La iglesia de la lejana estancia jesuita recién visitada y descubierta, con sus claustros y campanarios, había recortado una imagen cuyo colorido y relieves se engarzaron para siempre en el alma del criollo.

[…] En noches de plenilunio, donde la estancia primitiva se convirtió en poblado, sus moradores, a veces sienten __ a pesar del calor agobiante__ un frío que les rasguña los huesos. Se miran y saben que es el miedo. ¡Voces extrañas muerden las cercanías! ¡Luces malas a lo lejos, en los asombros de la llanura! El miedo ronda en la resolana de los fogones y más allá… Algunos tienen conciencia de que el poblado ha surgido demasiado rápidamente de los ruiseñores del silencio. ¡Se forzaron muchas cosas…!

[…] Fue en el 1907 cuando la oscuridad de las esquinas recibe el aturdimiento de faroles de Kerosene. Esto, que debe de estar consignado en muchas crónicas, lo recordaba bien Cruz, pues le habían impresionado esas luces titilantes y amarillentas, en oportunidad de visitar “el poblao”. “Por primera vez en ese pedazo de tierra había algo que sustituía a las estrellas para guiarse en la noche” –pensó, sin comprender cabalmente el sentido de su pensamiento. Y así ese “lugar” fue exhalando la risa oscura y solitaria de sucesivas transformaciones.

[…] Es el verano. El eterno y cíclico verano. Fervor de chicharras. Rumores de vertientes y arroyos. Pájaros, pájaros, pájaros. Frutas, frondas y olor penetrante de tierra húmeda. Aromas de peperina, poleo, yerba buena, cedrón… Y una música extraña, saturan el aire del pueblo. Silencio antiguo súbitamente quebrado. Es el verano…

Siembra de silencio

Alberto Boixadós Emecé Editores, S. A. - Buenos Aires 1979

8 comentarios:

somos viento dijo...

saludos biblioamigos desde la biblioteca popular & espacio cultural Somos Viento de San Francisco. Estemos en contacto por cualquier cosa. Estar en contacto siempre es bueno, para lo que sea. Saludos y felicidades y éxitos con el blog, como un otro modo de comunicar también. Abrazo de Viento.

somos viento dijo...

www.somosvientobpyec.blogspot.com

Walterio dijo...

Qué bueno haber redescubierto este libro.

Biblioteca Pop. Sarmiento dijo...

somos viento, saludos biblioamigos!! Gracias por pasar y claro que nos mantendremos en contacto! Cariños!

Biblioteca Pop. Sarmiento dijo...

walterio, no sabés el placer que me dió y me da leerlo. Un tesorito realmente!! besos

Walterio dijo...

Una pregunta: La acción de esta novela ¿transcurre en la ciudad de Alta Gracia? ¿En nuestra Altaria?

Biblioteca Pop. Sarmiento dijo...

walterio,si transcurre en nuestra ciudad y serranías hasta donde he podido leer. Te cuento que aquí en Córdoba vive la señora del autor y que el mismo nació en nuestra provincia. Cualquier cosa nos ponemos en contacto. Besitos

Walterio dijo...

Me pongo en campaña de conseguir un ejemplar!