viernes, 4 de diciembre de 2009

Kato Molinari

Soy de las que creen que la vida es como el mar. Sus olas nos pueden traer preciados tesoros o no. Dejárnoslo a la orilla de nuestra propia vida, para que los tomemos, disfrutemos o aprendamos. 

Esta vez, gracias al Dr. Juan Carlos García, socio de esta Institución, llegó a modo de donación “Decires”, revista de letras, artes, cultura, realizada en Cosquín.
Es a través de la misma que descubro a Kato Molinari. Escritora nacida en Alta Gracia, e hija del ex intendente de nuestra ciudad, el Señor Julio Molinari (1936-1940).  
Tiene en su haber, varios libros de poemas publicados, entre ellos “Una hormiga / Un halcón”, que tan gentilmente, nos donó después de contactarla.
Es de ese mismo libro que les traigo estas poesías, espero la disfruten.



Daguerrotipo



Impresión pero tendencias, la búsqueda del tesoro en una

ciudad que a gatas llegaba a los treinta mil habitantes.¡Cuánta

felicidad! De nada nadie tenía conciencia, yo menos, y qué

curioso, ningún adulto amonestaba a la mostacilla con un

engendro que Schopenahuer birló a Rousseau: “¡Sal de la

infancia, amigo y despierta!”



Pero estábamos en la búsqueda del tesoro o cacería del zorro, oh,

memoria, me fallás justo en estos días de frío calor frío en

compresas meteorológicas. Y con aguaceros subtropiclaes que me

han transformado en leona en celo y han anegado mi guarida.

Leona, zorro, no le hace, todos animalitos de Dios. Sepa, lector

que soy serrana y que allá los paisanos al puma lo invocan león,

con reverencia.



Eran los del Colegio Nacional, por supuesto, los organizadores de

la búsqueda. Me tocó ir en el asiento trasero y descapotado de una

voiturette del tiempo de mi abuela, propiedad de Juancito o

Pedrito, uno del bajo, alguno de esos con los que habitualmente

no me dejaban juntar.



Recorrimos como enajenados el asfalto caliente, la tierra que en

Algún paraje lucía cárdena, en algún vado el motor se volvió

Acróbata y llegamos vigesimoprimeros.



Ah, cuánto nos divertía ver el mundo desde autos ajenos aunque

Estuviéramos bañados en transpiración y con las mechas al viento.



¡No salgás de la infancia, amiga, seguí durmiendo!






El Arte de la Magia



                                                                    En Santiago había un deán que tenía codicia de

                                                                   Aprender el arte de la magia. Oyó decir que don

                                                                   Illán de Toledo la sabía más que ninguno, y fue a

                                                                   Toledo a buscarlo.

                                                                                                                      Jorge Luis Borges

                                                                                                                   (El brujo postergado)




El arte de la magia. De la magia que da permiso precario para

escribir cartas de amor. Aun pollo mojado. A un campesino.

A un hombre que no tiene nada que ver conmigo todo que ver

conmigo todo que hacer. Un hombre que me descubre, que

empieza a mirarme. Un hombre que me olfatea. Un hombre que

sufre su pesa de bronce en cada bolsillo. Un hombre que cuando se

desvive por mi cuerpo sabe cómo sacudirse las pesas (en el suelo,

lejos, asemejan a gelatina prescindente). Un hombre.





Kato Molinari
Una Hormiga / Un Halcón
  Poemas
Ediciones Ultimo Reino

***
Obra: Palmalama
Artista: Vastasimon

3 comentarios:

PATO dijo...

QUE BUENO NELL LO QUE ELEGISTE PARA ESTE FIN DE SEMANA. ¨VOY A TRATAR DE SEGUIR DURMIENDO¨. PATO

Anónimo dijo...

Hola ! Por fin puedo ingresar a este espacio de comentarios ( soy del siglo pasado). Me encantó lo de Kato Molinari, gracias Cacu por acercarlo.
Gente de la Comisión : Ladran Sancho, señal que cabalgamos. !!!!adelante !!!!!!. Estela Bupo

Biblioteca Pop. Sarmiento dijo...

Pato:
Es bárbara Kato, al menos a mí me ha gustado mucho. El libro está aquí para cuando lo quieras llevar.


Estela:
Gracias por la buena onda, y por hacer el esfuezo y dedicarle empeño a publicar tu comentario.