miércoles, 5 de mayo de 2010

los chicos a la biblio!



Comenzaron las clases y los niños vuelven a visitar la biblioteca. El jueves 29 de abril, los alumnos de 4to. grado A y B del turno Mañana, de la Escuela José María Paz, acompañados por sus maestras, llegaron a nuestra Institución con la avidez propia de aquellos que, dispuestos a construir su propia biblioteca en la escuela, quieren informarse y conocer ¿cómo es esto de tener libros, para poder prestarlos? y tomar contacto directo con la biblioteca de su ciudad.

Respondidas sus preguntas, para salvar dudas, Mónica, coordinadora del Proyecto “Socios lectores por más socios lectores” les leyó Pascual Titiritero, poesía de Manuel Ferrero López del Moral.



Pascual Titiritero



Doña Rafaela es peluquera

rubia de bote, rizo cabreado,

que educa a un hijo poeta

que danza dulce con su trompeta:



“Sí, mi niño será abogado

todos le llamarán Señoría,

pues no lo hay mejor educado,

ni gallardo, ni más pico largo

porte señero señalado.



¡Ay algún día, me lo barrunto,

suerte tendrá en un asunto,

juicio bien resuelto renombrado

y llegará a senador, magistrado

o sacará plaza de notario.

Aquí preparo mi rosario

para pedirle a Santa Rita

que obre fácil este milagro.”



Pascualón desoía a su madre:



“Tú ya sabes lo que yo quiero,

mama, voy a ser titiritero.

Para mover con mis manos suaves

luna y sol, baila que baila;

el sol y la luna que danzando

lo vayan pintando en el cielo,

mama, voy a ser titiritero.”



Rafaela tijera enfadada,

le miró directo a la cara:

“¡Eh! De eso nada caballero,

pues no lo hay mejor educado,

ni mas gallardo, ni mas pico largo,

ni con el tu porte tan señero...

Serás magistrado del supremo!”.



“Tú ya sabes lo que yo quiero,

mama, voy a ser titiritero!

Para agitar un mar de telas

rico en peces, monstruos abisales

y una sirena melenuda

que si canta, deslumbra tan bella,

que parece estrella escamada

oleante de la noche enamorada.”



“Hijo mío, resultas pedante,

hilarante, estresante, antes

te corto el cuello a tijereta

que ver semejante pataleta.”



“Madre, no me sea usted jeta,

que ya sabe lo que yo quiero

¿Verdad? Voy a ser titiritero.

Para sentir el grande placer

de hacer volar una bandada

de ánades salvajes emigrantes,

que sin papeles, muy elegantes,

pueblan de fantasía los mares.



Y tendré una ballena fiera,

barquito balacín marinero,

tiburón dentudo pendenciero

y una sirena enamorada

de un serafín recién bajado

del cielo, con las alas plateadas.”



“¡Ay de los champús, cremas y pelos,

que por criarte Pascualón, tocaba.

En mala hora Ay desgraciado!

Tu has de ser al menos diputado

para que no te falte la plata

y déjate de ángeles plateados…

Pues no lo hay mejor educado…”



“Cállese madre, se lo repito

con toque atinado de trompeta,

que mi alma es de poeta fino.

Soy profeta pagano, trigo

dorado en el juego limpio

y en las estrellas fugaces

que dibujan cantando los niños.

Lo mío, alta filosofía,

marionetas, guiñoles, títeres

cachivaches y constelaciones.

¡Qué ya sabes lo que yo quiero,

mama, voy a ser titiritero.”



Y Pascualón se convertiría

en aquello que tanto soñaba

y no hubo en el universo

verso mas hermoso que su verso,

ni más cumbre y humilde teatro,

pues no lo hay mejor educado,

ni gallardo, ni pico más largo,

ni porte señalado señero

que el de Pascual, Pascual titiritero.





Si les gustó aquí podrán leer más de Manuel Ferrero López del Moral












2 comentarios:

Manuel Ferrero dijo...

Hola! que gran sorpresa, gracias por recomendar mi blog y por compartir con los niños el poema de Pascual Titiritero. Esta hecho con mucho cariño.

Biblioteca Pop. Sarmiento dijo...

Hola Manuel! Gracias a vos! Un placer leerte y escucharte en la voz de nuestra narradora.
Saludos!