viernes, 11 de junio de 2010

Como una novela, Daniel Pennac


La intimidad perdida…



Volver a pensar en ello en este principio de insomnio: ese ritual de la lectura cada noche, al pie de su cama, cuando era pequeño –hora fija y gestos inmutables- tenía algo de oración. Ese armisticio repentino después del alboroto del día, esos reencuentros a salvo de cualquier contingencia, ese momento de silencio cosechado antes de las primeras palabras del relato, nuestra voz por fin semejante a sí misma, la liturgia de los episodios… Sí, el cuento leído cada noche llenaba la más bella función de la oración, la más desinteresada, la menos especulativa y que no concierne sino a los hombres: el perdón de las ofensas. No se confesaba allí ninguna falta, no se buscaba adjudicarse una porción de eternidad; era un momento de comunión entre nosotros, la absolución del texto, un regreso al único paraíso que vale la pena: la intimidad. Sin saberlo descubríamos una de las funciones esenciales del cuento, y en forma más amplia del arte en general: imponer una tregua al combate entre los hombres.
El amor ganaba una piel nueva.
Era gratuita.
Gratuito. Así es como él lo entendía. Un regalo. Un momento fuera de los momentos. Pese a todo. El cuento nocturno lo liberaba del peso del día. Soltaba sus amarras. Iba con el viento, inmensamente aligerado, y el viento era nuestra voz.
Como precio de ese viaje no se exigía nada de él, ni un céntimo, no se le demandaba la menor contrapartida. No era siquiera una recompensa (¡Ah! Las recompensas… ¡Cómo debía mostrarse merecedor de haber sido recompensado!) Aquí todo pasaba en el país de la gratuidad.
La gratuidad, que es la única moneda del arte.


de Como una novela
Daniel Pennac
Editorial Norma



Breve biografía del autor
Daniel Pennachioni, es el nombre verdadero del conocidísimo escritor francés, nacido en Casablanca, Marruecos en 1944, Daniel Pennac.
Nacido en una familia de militares, se crió en África y el sudeste asiático. Su juventud la pasó en Niza, donde estudió letras y se dedicó a la enseñanza.
Comenzó su actividad literaria, escribiendo libros para niños. Conoció la fama gracias a sus novelas sobre la saga de la familia Malaussène, que se encuentra dentro de la novela negra, resultado de un viaje a Brasil. dicha saga se desarrolla en torno a Benjamín Malaussène, un hermano mayor que ostenta el puesto de cabeza de familia, que vive en el barrio de Belleville, en París (Francia), donde se desarrollan las vidas de esta familia, que no omiten ninguno de los tópicos, crímenes, romance, amistad y más. Todo narrado de manera coloquial y ágil. El autor sostiene que su principio narrativo está en el error, del cual nace el humor.


Su título más famoso es “Como una novela” (1993), es una enumeración de los derechos de los lectores. Esta obra indaga en el proceso de construcción de la literatura, buscando el placer de la lectura. Para esta obra se apoya en su experiencia como docente.
http://www.swingalia.com/literatura/biografia-de-daniel-pennac.php
 

         Derechos imprescriptibles del lector

1* El derecho a no leer
2* El derecho a saltarse páginas
3* El derecho a no terminar un libro
4* El derecho a releer
5* El derecho a leer cualquier cosa
6* El derecho al bovarismo (enfermedad textualmente transmisible)
7* El derecho a leer en cualquier parte
8* El derecho a picotear
9* El derecho a leer en voz alta
10* El derecho a callarnos

2 comentarios:

Bibliotecari@ dijo...

Me encantó el texto de autor.


Y los derechos de lector.

Felicitaciones por el blog!!!!

Biblioteca Pop. Sarmiento dijo...

La verdad es una maravilla. Si no lo tenés te lo recomiendo.
Gracias por tu visita
Saludos
Nélida