viernes, 22 de octubre de 2010

Rainer María Rilke



La vida De  Rainer María Rilke es, a la vez, simple de trazar y compleja de estudiar. No hubo acontecimientos extraordinarios en  ella sino una actividad intelectual llenándola hasta la saturación. No fue nada, ni siquiera desempeñó un solo trabajo burocrático continuado, ni funcionario, ni académico, ni diplomático. En cambio se creó un puesto de los primeros en las letras alemanazas y en la poesía de nuestro tiempo.
[…]
La infancia de  Rilke fue triste: vivió constantemente supeditado a las ridiculeces de la madre, que lo vistió de niña hasta avanzada edad, y a las intransigencias del padre, empeñando en darle una instrucción rigurosamente castrense.
[…]

Así da comienzo esta pequeña biografía del poeta. También existe una “advertencia para esta versión” por parte de su autor.

Con la modestia que impone tan excelso poeta y tan admirable poesía, presento estas versiones ­­– desde luego aproximadas y si se quiere transcripciones efectuadas sólo con propósito informativo - de las piezas más esenciales de toda la obra de Rainer María Rilke. Un solo y , creo, disculpable propósito me incitó a emprender tan grata cuanto difícil, prolongada y riesgosa tarea,  y este deseo ha sido el de aproximar en la medida de lo posible el gran público de habla castellana a este poeta cuya personalidad y cuya obra alcanzan día a día mayor trascendencia en la vida del espíritu.
                                                                                                           E. M. S. D.



Cielo

Un cielo pálido y gris,
en el que los colores se marchitan.
A lo lejos, -un destello,
como fuego de una cicatriz …
Reflejos que erran y se posan.
Hay en el aire
un desfallecido perfume de rosas
y lágrimas contenidas.







Tú no debes esperar…

Tú no debes esperar que Dios llegue hasta ti
   diciéndote: “Yo soy”.
Un Dios que revela su fuerza
   no tiene sentido.
Tú debes saber que Dios te penetra con su soplo
   desde el origen.
Y cuando tu corazón arde sin traicionar nada
   es que Él está allí.
                                            (Alba poética)



Epitafio
                 Compuesto por el poeta
                  para su tumba


Rosa, ¡oh pura contradicción , voluptuosidad
de no ser el sueño de nadie bajo
tantos párpados!





***
Los textos fueron extraídos de Rilke “Obra Poética”
Versión castellana, Biografía y Notas de E. M. S. Danero
2da. Edición 1956
Librería Perlado  Editores 




No hay comentarios: